19 de junio de 2008

¡Aquí las pasaron putas!


València fue la capital de la segunda república hasta el final de la guerra, el "último bastión del ejercito rojo" como dicen algunos por aquí. Una de las cosas más desconocidas para los turistas es que las Torres dels Serrans sirvieron de almacen provisional de las obras del Museo del Prado para el gobierno republicano durante la guerra civil. Tratadas con esmero y salvadas de las "hordaa fascistas" reposaron las obras de arte en estas torres cubiertas con sacos terreros y cáscara de arroz durante bastante tiempo. Es que las cosas se pusieron joiddas para la peña.

Más info en la Wikipedia.