30 de agosto de 2008

Madrid medicina de moda


Parece mentira pero un día en Madrid da mucho de si con la compañía adecuada, he ido cientos de veces a Madrid desde hace tiempo y siempre ejerce sobre vi un poder refrescante, los que vivimos en ciudades complicadas y algo aburridas agradecemos de vez en cuando "joder pacto" (romper con la rutina) y visitar movidas chulas en ciudades tochas.
A parte de postales castizas, Madrid sorprende por las cantidades industriales de rincones con encanto y alma, zonas con subidas de calles interminables con garitos para comer y bailar.
Uno de esos sitios se llama La Tía Cebolla, en C/ de la Cruz, 27 (Zona Pza. Santa Ana) amighos pidan el Gran Canapé Don Paco y las croquetas de Jamón Ibérico, su vida va a dar un giro de 180º. Rico rico de verdad. Cervezas bien tiradas y trato muy especial.


Ver mapa más grande

1 comentario:

inspirada dijo...

Sólo pensar en esas peaso croquetas y en ese canapé... (babas, babas)