27 de mayo de 2010

Tristes bajo el agua


Hace un par de semanas, vuestro amighito el Choco se fue a una competición de buceo a Navalmoral de la Mata, en la provincia de Cáceres, donde, como todo el mundo sabe, hay una enorme costa atlántica. El caso es que existe una modalidad de buceo, llamada buceo deportivo en piscina, que consiste en la realización de una serie de pruebas en las que hay que demostrar varias destrezas: habilidad, velocidad, flotabilidad... Para ser mi primera competición, no estuvo mal, me traje una medallita de bronce en relevos. Anécdotas hay un montón, como la de tener que abandonar una prueba porque al tirarme al agua e intentar respirar, no pude hacerlo porque tenía la botella cerrada. Ya sabéis, cosas del despiste que tanto me caracteriza. Aunque la mejor es la cara de triste que pongo en la foto que acompaña a este post. La imagen es cortesía del Club de Buceo Sonar, una gente estupenda con un equipo de competición impresionante.

1 comentario:

kike dijo...

la cara triste es antes o después de piciarla con la botella???
por cierto con esas gafas y la perilla te pareces al scuba-madelman version anikilator.........
haleee